Hijos de Eva

29/8/2005

Basura espacial en la estepa de Kazajstán

Filed under: — Quintanar @ 11:42 pm

Fragmento de un cohete (Jonas Bendiksen)

El milagro del satélite Sputnik, el sueño del vuelo espacial de Yuri Gagarin y la pesadilla del primer misil intercontinental de la historia tienen algo en común: Baikonur. En esta pequeña ciudad de Kazajstán, que vive de la aventura de las estrellas, se encuentra el cosmódromo más viejo y más grande del mundo. El jueves cumplió cincuenta años. En este medio siglo, Baikonur ha llenado de éxitos el espacio y de basura la estepa.

En realidad Baikonur no está en Baikonur. Cosas de la Guerra Fría. En la década de los 50, la URSS buscó un sitio donde emplazar una base militar secreta para desarrollar sus misiles de largo alcance. Había tres condiciones principales: que los alrededores estuviesen poco poblados, que lloviese poco y que pasase una línea de ferrocarril por allí cerca. Este lugar se encontró en Kazajstán, al sur de la meseta de Betlak-Dala (literalmente: la “Estepa hambrienta”).

Con el lanzamiento del Sputnik, el Gobierno soviético decidió darle un nombre más presentable al “Polígono 5 del Ministerio de Defensa”. Pero los servicios secretos no querían dar demasiadas pistas al enemigo y se bautizó a la base como Baikonur: el nombre de un pequeño poblado minero de Kazajstán que queda a 350 kilómetros de distancia del cosmódromo. El truco fue inútil. Estados Unidos ya sabía dónde estaba la base gracias a los vuelos de los aviones espía U-2.

(Seguir leyendo…)

22/8/2005

Piensa en ello la próxima vez que mires al cielo

Filed under: — Quintanar @ 11:05 pm

Si miras a las estrellas, contemplarás el cementerio más fastuoso jamás imaginado. Lo que vemos en el cielo de la noche ya no existe. El tiempo que tarda la luz de los astros en llegar hasta la Tierra convierten el firmamento en un espejismo del ayer. Algunas de esas estrellas que resplandecen orgullosas ya están muertas. Otras que no vemos acaban de nacer.

Los telescopios son máquinas del tiempo, pues permiten observar lo que pasó hace millones de años. Pero sólo vemos el pasado, nunca el presente. Y si tuviésemos una lente lo bastante preclara, podríamos contemplar el momento en el que la luz se hizo, un instante más tarde de la gran explosión con la que nacieron el Universo, la energía, el espacio y el tiempo.

Si miras a las estrellas, verás también tu pasado. Todo átomo complejo de la naturaleza –todo lo que no sea simple hidrógeno– nació en la fragua que es el núcleo ardiente de una estrella. Nuestra materia, la Tierra, la vida, está hecha de polvo estelar.

Dios no juega a los dados pero gasta estas bromas. Dios no existe pero sí la belleza.
Dios es un poeta.

[Extraído de Escolar.net]

8/8/2005

Unidad astronómica (UA)

Filed under: — Quintanar @ 10:45 am

La unidad astronómica (UA) es una unidad de distancia que equivale a 149.597.870,66 kilómetros. Es aproximadamente igual a la distancia media entre la Tierra y el Sol, equivale a 8 minutos luz. Modernamente se define como la distancia desde el Sol a una partícula sin masa y libre de perturbaciones, que se mueve en una órbita circular alrededor del Sol con un período orbital de 365.2568983 días (año gaussiano) de efemérides.

Fue en el siglo XVI cuando Nicolás Copérnico propuso que los planetas, incluida la Tierra, giraban alrededor del Sol, descartando el modelo de Ptolomeo de acuerdo al cual la Tierra era el centro alrededor del cual giraban los planetas y el Sol. Posteriormente Johannes Kepler, basándose en las cuidadosas observaciones de Tycho Brahe, estableció las leyes del movimiento planetario, las cuales se conocen justamente como Leyes de Kepler. La tercera de estas leyes relaciona la distancia de cada planeta al Sol con el tiempo que tarda en recorrer su órbita (es decir el equivalente del año) y, como consecuencia, establece la escala relativa del sistema solar: basta con medir cuantos años tarda Saturno en darle la vuelta al Sol para saber cual es la distancia de Saturno al Sol en proporción a la distancia de la Tierra al Sol.

(Seguir leyendo…)

1/8/2005

Betelgeuse

Filed under: — Quintanar @ 11:28 am

Betelgeuse, también llamada α Orión, es una gran estrella roja en la constelación de Orión. Es la 12ª estrella más brillante en el cielo, una supergigante roja. El color caracteristico de esta estrella proviene de las bajas temperaturas de su exterior (unos 3000ºC) y muestra que la estrella ha agotado ya la mayor parte del combustible nuclear que le proporciona su energía (fusión del hidrogeno) por lo que se encuentra al final de su vida. Sus variaciones de luminosidad indican también que se encuentra alejada de la secuencia principal.

Betelgeuse es una estrella gigante, razón por la que su brillo es tan elevado a pesar de encontrarse a una temperatura relativamente baja. Sin embargo, y a pesar de se la estrella α de Orión, no es la más brillante, siendo Rigel, conocida como β Orionis la estrella más brillante de la constelación.

Betelgeuse fue la primera estrella cuyo diámetro pudo ser medido con exactitud utilizando técnicas interferométricas siendo éste variable y oscilando entre los 290 millones de km y los 480. En su tamaño máximo la estrella se extendería hasta más allá de la órbita de Marte. Su masa es 20 veces la masa del Sol aunque su tamaño es 40 millones de veces mayor.

(Seguir leyendo…)

18/7/2005

Galileo

Filed under: — Quintanar @ 7:38 pm

Imagen artística del Orbitador Galileo al final de su misión en la entrada sobre la atmósfera de Júpiter.

La Galileo fue una misión de la agencia espacial NASA al planeta Júpiter, lanzada el 18 de octubre de 1989. Contribuyó sustancialmente a nuestro conocimiento del planeta Júpiter y su sistema de anillos y lunas. En particular, las estructuras observadas en la superficie helada de Europa sugieren la existencia de un océano subterráneo de agua líquida.

La sonda penetró en la atmósfera de Júpiter el 7 de diciembre de 1995, sumergiéndose unos 200 kilómetros en el interior de la atmósfera y transmitiendo importantes datos sobre la composición química y actividad meteorológica del planeta, hasta ser destruída por las altas presiones y temperaturas. El orbitador permaneció operativo, recopilando datos científicos de la atmósfera de Júpiter, así como del campo magnético, sistema de anillos y de los principales satélites como Ío y Europa, hasta el fin de la misión en 2003. Entre los principales descubrimientos científicos de la misión se encuentra el océano subterráneo de Europa.

(Seguir leyendo…)

11/7/2005

No somos nadie

Filed under: — Quintanar @ 7:44 pm

Tamaño aproximado de la Tierra respecto al Sol

Una excelente forma de comprender la insignificancia que suponen los 12.756,3 km de diámetro (ecuatorial) de la Tierra frente a los 1.392.000 km del Sol. Una abrumadura imagen obtenida del sitio web del SDAC (Solar Data Analysis Center), que a su vez forma parte del Goddard Space Flight Center, como no, de la NASA.

20/6/2005

ALH84001

Filed under: — Quintanar @ 10:14 pm

ALH84001

El ALH84001 o Allan Hills 84001 es un meteorito de origen marciano que creó gran controversia debido al descubrimiento de indicios que sugieren la posible existencia de vida unicelular en el planeta Marte.

ALH84001, una diogenita de color marrón oscuro de 1’931 kg de peso, fue descubierto el 27 de diciembre de 1984 por una expedición del Instituto Smithsoniano estadounidense en la Antártida. Su nombre proviene de Allan Hills, el área antártica donde fue encontrado, y de la fecha. Es uno de los diecisiete meteoritos provenientes de Marte hallados hasta el día de hoy.

Se estima que el ALH84001 se formó en Marte hace 4.500 millones de años y que agua líquida, rica en dióxido de carbono, se filtró en su interior hace unos 3.600 millones de años. Marte recibió el impacto de un meteorito unos 16 millones de años atrás que expulsó al ALH84001 fuera del planeta y, después de vagar por el espacio exterior, llegó a la Tierra hace unos 13.000 años. El meteorito contiene el isótopo nitrógeno-15 en cantidades muy similares a las halladas en la atmósfera de Marte y desconocidas en el resto de lugares del Sistema Solar analizados lo que llevó descartar la teoría de que proviniera del asteroide Vesta como se creía en un principio.

(Seguir leyendo…)

13/6/2005

Basura espacial

Filed under: — Quintanar @ 10:26 am

Satélite militar de comunicaciones estadounidense MILSTAR

Vista desde el espacio, la Tierra está rodeada por un enjambre de satélites artificiales que describen a su alrededor un caótico ovillo de trayectorias. La mayoría se encuentran a baja altura, entre 200 y 500 kilómetros. Mucho más arriba, 36.000 kilómetros por encima del ecuador, existe un lugar especial, una única órbita, donde se agolpan docenas y docenas de artefactos.

La órbita ecuatorial a 36.000 kilómetros es la órbita geoestacionaria (GEO) u órbita de Clarke, así llamada en honor al autor de 2001, Arthur C. Clarke, quien ya apuntó su utilidad antes de que volase el Sputnik. Clarke observó que de las órbitas posibles, a baja, media y gran altura, ésta era la única que ofrecía un periodo de revolución de 24 horas. Cualquier objeto situado ahí giraría al unísono con la Tierra y parecería estar fijo en el firmamento.

Esa característica la hace adecuada para instalar repetidores de radio y televisión (aparte de novelista, Clarke era un técnico electrónico que durante la II Guerra Mundial intervino en el desarrollo de los primeros sistemas de aterrizaje instrumental). Con tres satélites espaciados 120 grados bastaría para cubrir el globo, salvo las zonas polares. Clarke visualizaba su esquema como tres repetidores de televisión atendidos por técnicos astronautas las 24 horas. Medio siglo después, la realidad es más complicada. En la órbita geoestacionaria nunca ha habido humanos, pero sí una población creciente de satélites automáticos.

Hoy hay 40 naciones con presencia en la GEO, lo que supone unos 300 satélites anclados allí. El peligro de congestión es real. Si pudieran verse, aparecerían como un collar de perlas en el cielo. Entre satélites de comunicaciones, meteorológicos y militares, corresponde uno por cada grado de circunferencia.

(Seguir leyendo…)

6/6/2005

Panspermia

Filed under: — Quintanar @ 10:07 am

Estructuras encontradas en el meteorito ALH84001

Panspermia es la hipótesis que sugiere que las “semillas” o la esencia de la vida prevalecen diseminadas por todo el universo y que la vida comenzó en la Tierra gracias a la llegada de tales semillas a nuestro planeta. Estas ideas tienen su origen en algunas de las consideraciones del filósofo griego Anaxágoras. El astrónomo Sir Fred Hoyle también apoyó la idea de la panspermia.

Existen evidencias de bacterias capaces de sobrevivir largos períodos de tiempo incluso en el espacio exterior, lo que apoyaría el mecanismo subyacente de este proceso. Estudios recientes en la India apoyan la hipótesis. Otros han hallado bacterias en la atmósfera a altitudes de más de 40 km. donde, aunque no se espera que se produzcan mezclas con capas inferiores, pueden haber llegado desde estas. Bacterias Streptococcus mitus que fueron llevadas a la Luna por accidente en la Surveyor 3 en 1967, pudieron ser revividas sin dificultad cuando llegaron de vuelta a la Tierra tres años después.

El análisis del meteorito ALH84001, generalmente considerado como originado en el planeta Marte, sugiere que contiene estructuras que podrían haber sido causadas por formas de vida microscópica. Esta es hasta la fecha la única indicación de vida extraterrestre y aún es muy controvertida.

(Seguir leyendo…)

16/5/2005

Viejos agujeros negros

Filed under: — Quintanar @ 3:42 pm

El núcleo de la galaxia elíptica gigante M87, donde hay evidencia de un agujero negro supermasivo. También se observa un potente chorro (jet) de materia eyectada por los poderosos campos magnéticos generados por éste. Imagen tomada por el Telescopio espacial Hubble.

Durante el siglo XX grandes físicos y matemáticos han estudiado a fondo los agujeros negros, pero no por ello son una idea nueva. La sorpresa, como en muchos otros casos, surge al rebuscar en viejos papeles, para descubrir que no hay nada nuevo bajo el Sol, porque hace varios siglos un pionero ya hablaba de agujeros negros. Según la mecánica clásica newtoniana se relaciona con claridad la velocidad de escape de un objeto con la masa de un objeto cósmico. Para que una masa escape de la influencia gravitatoria de otra, debe alejarse de ella con una velocidad mínima llamada “de escape.” Esa es, por ejemplo, la velocidad utilizada por las naves espaciales para alejarse de la Tierra. Cuanta más masa posea un objeto, tanto mayor deberá ser la velocidad de escape para huir de su influencia.

En 1783 el astrónomo británico John Michell calculó diferentes velocidades de escape según el tipo de estrellas. Llegó a la conclusión de que, si una estrella tiene una masa muy grande, la velocidad de escape podría llegar la de la luz o incluso superarla, con lo que ni siquiera los rayos luminosos podrían huir de ella. Así, cualquier observador externo no vería absolutamente nada del astro, porque sería totalmente negro. Aquellos arriesgados cálculos fueron criticados sin piedad, calificados de locura y herejía contra las leyes naturales. La audacia de Michell pronto fue olvidada entre las risas de los “sabios”, como tantas otras veces. Tuvo que pasar más de siglo y medio para que la ciencia redescubriera los agujeros negros, dando de nuevo la razón al “loco” astrónomo que se atrevió a imaginar cosas tan extrañas.

Más información: Astronomical Society of Edinburgh.

[Extraído de Tecnología Obsoleta]

9/5/2005

Diagrama de Hertzsprung-Russell

Filed under: — Quintanar @ 11:22 am

Diagrama de Hertzsprung-Russell

En la astronomía estelar, el diagrama de Hertzsprung-Russell (comúnmente abreviado como diagrama HR) muestra una relación observacional entre la magnitud absoluta de una estrella y su temperatura superficial. El diagrama fue realizado por primera vez en 1911 por el astrónomo Ejnar Hertzsprung y de manera independiente en 1913 por Henry Norris Russell. El diagrama de Hertzsprung mostraba las luminosidades de las estrellas en función de sus colores y el diagrama inicial de Russell las luminosidades en función del tipo espectral. Ambos diagramas son equivalentes.

El diagrama HR se utiliza para diferenciar tipos de estrellas y para estudiar la evolución estelar. Un examen del diagrama muestra que las estrellas tienden a encontrarse agrupadas en regiones específicas del mismo. La más predominante es la diagonal, yendo de la región superior izquierda (caliente y brillante) a la inferior derecha (fría y menos brillante) denominada secuencia principal. Aquí se encuentran las estrellas que extraen su energía de las reacciones termonucleares de fusión del hidrógeno en helio. En la esquina izquierda inferior se encuentran las enanas blancas y por encima de la secuencia principal se encuentran las gigantes rojas y las supergigantes.

(Seguir leyendo…)

2/5/2005

Esfera de Dyson

Filed under: — Quintanar @ 8:40 pm

Diagrama de la Esfera de Dyson

Una esfera de Dyson es una hipotética megaestructura propuesta en 1959 por el físico Freeman Dyson, en un artículo de la revista Science llamado “Search for Artificial Stellar Sources of Infra-Red Radiation“. Tal esfera de Dyson es básicamente una cubierta esférica de talla astronómica (e.g. con un radio equivalente al de una órbita planetaria) alrededor de una estrella, y que permitiría a una cultura avanzada aprovechar lo más posible la energía lumínica y térmica del astro.

Aunque el crédito se le asocia a Freeman Dyson una idea similar fue propuesta en 1945 en una obra de ficción (“Hacedor de estrellas” de Olaf Stapledon). Dyson no entra en demasiados detalles sobre la construcción de tal megaestructura, pero sí discute sobre las propiedades térmicas de tal ingenio, de modo que sugiere a los atrónomos buscar tales características en cuerpos celestes y así detectar civilizaciones extraterrestres avanzadas.

Una estrella contenida en una esfera de Dyson no sería visible directamente, pero la esfera en sí misma generaría radiación infrarroja equivalente a la energía generada por el astro, debido al calentamiento en su faz interna. Además al ser hecha de cuerpos sólidos, la esfera de Dyson tendría un espectro similar al de un cuerpo negro.

(Seguir leyendo…)

25/4/2005

Spitzer

Filed under: — Quintanar @ 7:14 pm

Spitzer points its high-gain antenna towards the Earth.

El Telescopio Espacial Spitzer (SST por sus siglas en inglés, conocido inicialmente como Instalación de Telescopio Infrarrojo Espacial o SIRTF de sus siglas anglosajonas), es un observatorio espacial infrarrojo, el cuarto y último de las Grandes Observatorios de la NASA.

Fue lanzado el 25 de agosto de 2003 desde el Centro Espacial Kennedy usando como vehículo un Delta 7920H ELV. Mantiene una órbita heliocéntrica y va equipado con un telescopio de 85 cm. de diámetro. La duracion de la mision del Spitzer es de un mínimo de 2,5 años, con una posible extensión hasta 5 años. El coste total de la misión se ha estimado en 670 millones de dólares. Entre los retos tecnológicos de esta misión se encontraba la realización del espejo principal de Berilio.

Manteniendo la tradición de la NASA, el telescopio fue renombrado después de su demostración de operación exitosa, en 18 de diciembre de 2003. A diferencia de la mayoría de los telescopios, que son nombrados por un panel de científicos, el nombre de éste fue obtenido de un concurso abierto sólo a niños. El nombre final proviene del Dr. Lyman Spitzer, Jr., considerado uno de los científicos más influyentes del siglo XX y uno de los primeros impulsores de la idea de telescopios espaciales proponiendo esta posibilidad en los años 40.

Con el Spitzer se quiere estudiar objetos fríos que van desde el sistema solar exterior hasta los confines del universo. Este telescopio constituye el último elemento del Programa de Grandes Observatorios de la NASA, y uno de los principales elemntos del Programa de Búsqueda Astronómica de los Orígenes (Astronomical Search for Origins Program). El telescopio contiene tres instrumentos capaces de obtener imágenes, realizar fotometría en el rango de 3 a 180 micras y obtener espectros de gran resolución en el rango de 5 a 100 micras.

[De Wikipedia, la enciclopedia libre]

11/4/2005

Programa Apollo

Filed under: — Quintanar @ 11:29 am

El Programa Apollo comenzó en julio de 1960 cuando la NASA anunció un proyecto a continuación de las misiones Mercury que tenía como objetivo el sobrevuelo de astronautas alrededor de la Luna. Pero los planes iniciales se vieron modificados en 1963 con el anuncio del presidente John F. Kennedy de enviar un hombre a la Luna y traerlo de vuelta sano y salvo antes de que finalizara la decada. La meta se alcanzó con 5 meses de sobra cuando el 20 de julio de 1969 Neil Armstrong y Edwin Buzz Aldrin a bordo de la Apollo 11 alunizaron en el Mar de la Tranquilidad.

Apollo fue uno de los triunfos más importantes de la tecnología moderna. Seis misiones lograron posarse sobre la superficie lunar con una sola falla: la misión Apollo 13 no pudo concretar su meta por la explosión del tanque de oxígeno líquido del módulo de servicio, pero la tripulación regresó a salvo. Antes de esto solamente hubo dos pruebas tripuladas del sistema Apollo en órbita terrestre y dos misiones orbitales a la Luna.

Otra de las novedades de este programa fue la implementación de un sistema de encuentro y acople con otra nave en órbita lunar, tal sistema fue conocido como Lunar Orbit Rendezvous (LOR) (Encuentro de Órbita Lunar) el cual fue ideado por John C. Houbolt, un ingeniero espacial de la NASA. A pesar de la peligrosidad que implicaba su uso, el LOR permitió a la NASA reemplazar el descomunal cohete NOVA planeado para este tipo de misiones lo cual llevó a un significativo ahorro de dinero.

El módulo lunar Apollo fue la primera nave diseñada para volar en el vacío sin ninguna capacidad aerodinámica. El módulo estaba unido al módulo de comando y el módulo de servicio, y se separaba de éstos en la órbita lunar para emprender su descenso a la Luna con dos astronautas a bordo. Al final de su estancia en la superficie, la parte superior del módulo lunar despegaba para volver a unirse a los dos módulos en órbita lunar.

(Seguir leyendo…)

4/4/2005

Hubble

Filed under: — Quintanar @ 6:20 pm

El Telescopio espacial Hubble visto desde Transbordador espacial Discovery durante la misión STS-82.

El Telescopio espacial Hubble (HST por sus siglas inglesas) es un telescopio robótico localizado en los bordes exteriores de la atmósfera, en órbita circular alrededor de la Tierra a 593 kilómetros sobre el nivel del mar, con un periodo orbital entre 96 y 97 minutos. Fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990 como un proyecto conjunto de la NASA y de la ESA. El telescopio puede obtener imágenes con una resolución espacial mayor de 0,1 segundos de arco.

La ventaja de disponer de un telescopio más allá de la atmósfera radica principalmente en que de esta manera se pueden eliminar los efectos de la turbulencia atmosférica siendo posible alcanzar el límite de difracción como resolución óptica del instrumento. Además la atmósfera absorbe fuertemente la radiación electromagnética en ciertas longitudes de onda, especialmente en el infrarrojo disminuyendo la calidad de las imágenes e imposibilitando la adquisición de espectros en ciertas bandas caracterizadas por la absorción de la atmósfera terrestre. Los telescopios terrestres se ven también afectados por factores meteorológicos (presencia de nubes) y la contaminación lumínica ocasionada por los grandes asentamientos urbanos, lo que reduce las posibilidades de ubicación de telescopios terrestres.

Desde su lanzamiento, el telescopio ha recibido varias visitas de los astronautas para corregir diversos errores de funcionamiento e instalar equipo adicional. Debido al rozamiento con la atmósfera (muy tenue a esa altura), el telescopio va perdiendo velocidad muy lentamente,y a la vez ganando peso como consecuencia de la atracción de la tierra, de modo que cada vez que es visitado, el transbordador espacial ha de empujarlo a una órbita ligeramente más alta. De esta manera, se consigue mantener la órbita, que había sido alterada por los efectos físicos mencionados.

La próxima misión de mantenimiento, la quinta, prevista para 2006 se canceló. Con ella, estaba previsto que el Hubble alcanzara el final de su vida útil en 2010, 5 años más tarde de lo previsto. El fin del Hubble, por tanto, es incierto, ya que depende de la vida de los giróscopos, baterías y el frenado atmosférico. La NASA prevé lanzar en 2012 un telescopio de nueva generación para sustituirlo.

(Seguir leyendo…)

28/3/2005

Descubre el Cosmos

Filed under: — Quintanar @ 11:09 am

La NASA (acrónimo de National Aeronautics and Space Administration, la agencia gubernamental de los Estados Unidos responsable de sus programas espaciales) pone a nuestra disposición, diariamente, una imagen relacionada con el mundo de la astronomía.

Por supuesto, es posible consultar un listado completo de todo el material disponible, así como un directorio con todas las imágenes clasificadas por categorías. Podemos encontrar de este modo astronautas, vistas del cielo o estaciones espaciales, por ejemplo. O imágenes como esta.

14/3/2005

Celestia

Filed under: — Quintanar @ 3:46 pm

Con licencia GPL (una de las licencias libres del proyecto GNU) y proveniente del mundo LinuX, hemos encontrado esta pequeña joya: Celestia, que sus autores definen como un simulador espacial en 3D en tiempo real.

Celestia nos muestra todos los elementos del sistema solar: Sol, planetas y satélites, desde cualquier punto de vista y su situación relativa en tiempo actual o en cualquier fecha que definamos. Permite asimismo acelerar o retardar el transcurso del tiempo para hacer un seguimiento de las órbitas.

Posee también una base de datos de más de 100000 estrellas y otros objetos estelares: asteroides, quasars, pulsar, nebulosas, galaxias, e incluso satélites artificiales y naves espaciales, los cuales son mostrados en sus posiciones reales. También nos muestra opcionalmente en la pantalla las órbitas de planetas y satélites.

El visionado es completamente configurable, pudiendo limitar las magnitudes aparentes que queremos que sean visibles, así como mostrar u ocultar órbitas y etiquetas de los nombres de los objetos estelares. El renderizado de planetas, satélites y asteroides es realmente espectacular, mostrando los detalles con una minuciosidad asombrosa.

(Seguir leyendo…)

28/2/2005

Paradoja de Olbers

Filed under: — Quintanar @ 11:18 pm

La Paradoja de Olbers, formulada por el astrónomo alemán Heinrich Wilhelm Olbers en 1823, y anteriormente mencionada por Johannes Kepler en 1610 y por Halley y Cheseaux en el siglo XVIII, es la afirmación paradójica de que en un universo estático e infinito el cielo nocturno debería ser brillante:

Si el universo se supone infinito, y que contiene un número infinito de estrellas luminosas uniformemente distribuidas, entonces cada linea visual debería terminar eventualmente en la superficie de una estrella. El brillo observado de la superficie es independiente de la distancia a la que esté, el área aparente de una estrella disminuye con el cuadrado de la distancia y el número de estrellas esperado aumenta con el cuadrado de la distancia. Así, cada punto en el cielo debería ser tan brillante como la superficie de una estrella.

Debe aclararse que para que las estrellas parezcan “uniformemente distribuidas” en el espacio, deben estar también uniformemente distribuidas en el tiempo, porque cuanto más lejos se observa, más antiguo es lo que se observa. A una escala infinita, significa que el universo debe tener una edad infinita sin cambios radicales en la naturaleza de las estrellas durante ese tiempo.

Kepler vio esto como un argumento para un universo finito, o al menos para un número finito de estrellas, pero esto no es convincente por lo que se discute a continuación.

Un modo de explicarlo es que el universo no sea transparente, y que la luz de estrellas distantes sea bloqueada por estrellas oscuras intermedias o absorbida por polvo o gas, de modo que sólo la luz proveniente de una distancia finita pueda llegar al observador. A pesar de ello, esta explicación no resuelve la paradoja, ya que de acuerdo con la primera ley de la termodinámica, la energía debe conservarse, de modo que la materia intermedia se calentaría y liberaría la energía (posiblemente en otra longitud de onda). Esto daría como resultado, otra vez, la recepción uniforme de radiación desde todas las direcciones, lo que no se observa.

Otra explicación ofrecida señala el hecho de que cada estrella contiene una cantidad finita de materia, por lo que solo brilla por un periodo finito de tiempo, después del cual termina su combustible. El primero en defender esta teoría parece haber sido el poeta y escritor Edgar Allan Poe. A pesar de ello, la paradoja se mantiene si uno supone que las estrellas se crean constantemente en un lugar aleatorio del universo, brillan por un periodo limitado de tiempo, y desaparecen.

(Seguir leyendo…)

24/2/2005

Viento solar

Filed under: — Quintanar @ 10:47 pm

El viento solar es un flujo de partículas (en su mayoría protones de alta energía, 500 keV) que surgen de la atmósfera de una estrella.

La composición elemental del viento solar en nuestro sistema solar es idéntica a la de la corona del Sol: un 73% de hidrógeno y un 25% de helio, con algunas trazas de impurezas. Las partículas se encuentran completamente ionizadas formando un plasma muy poco denso. En las cercanías de la Tierra, la velocidad del viento solar varía entre los 200-889km/s, siendo el promedio de unos 450 km/s. El Sol pierde aproximadamente 800 kilogramos de materia cada segundo en forma de viento solar.

Dado que el viento solar es plasma, extiende consigo el campo magnético solar. A una distancia de 160 millones de kilómetros la rotación solar barre al viento solar en forma de espiral, arrastrando sus líneas de campo magnético, pero más allá de esa distancia el viento solar se dirige hacia el exterior sin mayor influencia directa del Sol. Las explosiones desusadamente energéticas de viento solar causadas por manchas solares y otros fenómenos atmosféricos del Sol, se denominan “tormentas solares” y pueden someter a las sondas espaciales y los satélites a fuertes dosis de radiación. Las partículas de viento solar que son atrapadas en el campo magnético terrestre, muestran tendencia a agruparse en los cinturones de Van Allen y pueden provocar las Auroras boreales y las Auroras australes cuando chocan con la atmósfera terrestre cerca de los polos geográficos. Otros planetas que tienen campos magnéticos similares a los de la tierra también tienen sus propias auroras.

El viento solar forma una “burbuja” en el medio interestelar (hidrógeno y helio gaseosos en el espacio intergaláctico). El punto en el que la fuerza ejercida por el viento solar no es suficientemente importante como para desplazar el medio interestelar, se conoce como heliopausa y se considera que es el “borde” más exterior del sistema solar. La distancia hasta la heliopausa no es conocida con precisión y probablemente depende de la velocidad del viento solar y de la densidad local del medio interestelar, pero se sabe que está mucho más allá de la órbita de Plutón.

[De Wikipedia, la enciclopedia libre]

2/2/2005

Vía Láctea

Filed under: — Quintanar @ 11:44 pm

La Vía Láctea es nuestra galaxia. Segun las observaciones posee una massa de 10^12 masas solares y es, muy posiblemente, una espiral barrada. Con un diámetro medio de unos 100.000 años luz se calcula que contiene unos 100.000 millones de estrellas. La distancia desde el Sol al centro de la galaxia es de alrededor de 27.700 años luz (8,5 kpc).

El nombre de Vía Láctea proviene del latín y significa camino de leche. Fue denominada así por la apariencia de banda lechosa de luz ténue que atraviesa el cielo nocturno de lado a lado. Esta banda no es más que la luz emitida por el conjunto de estrellas que forman disco galáctico.

La Via Láctea forma parte de un conjunto de unas cuarenta galaxias, llamado Grupo Local. Debido a las curvas de rotación que presenta se cree que gran parte de la masa de la Vía Láctea es materia oscura.

La galaxia se divide en tres partes bien diferenciadas, halo, disco y bulbo.

(Seguir leyendo…)

Powered by WordPress