Hijos de Eva

24/7/2005

Las carcajadas del ministro

Filed under: — Quintanar @ 9:26 pm

Pues resulta que tengo delante una foto de prensa, con el ministro de Exteriores español de visita donde Ariel Sharon, en Jerusalén por más señas. Y lo chocante de la foto es que el titular de la noticia dice que Sharon niega a Josep Piqué las peticiones de la Unión Europea para que suavice la presión sobre Palestina. O sea, traducido del hebreo, que a Piqué y a la Europa que representa acaban de ponerlos mirando a Triana pero bien, en plan puedes meterte la mediación, chaval, donde te quepa. Y resulta que, en la foto, la cara del ministro europeo-español parece todo lo contrario, porque Sharon tiene cara de cabrón con pintas y mucha guasa, y el jefe de la diplomacia española está en plena carcajada, juas, juas, encantado, o eso parece, de estar allí ante los flashes para decir que Israel no le hace ni puto caso, qué risa Basilisa, este don Ariel que nos sale con que verdes las han segado y que Tsahal, o sea, sus tanques Merkava y compañía, van a seguir dándole a los infames y prepotentes terroristas palestinos -recordemos que todos los terrorismos son clavaditos unos a otros, según José María Aznar- hasta en el cielo de la boca durante todo el tiempo que les salga de los huevos. O más.

A lo mejor es porque todos los terrorismos son iguales por lo que Josep Piqué se ríe tanto en la foto. Porque si no lo fueran, si hubiera aunque fuese la más mínima diferencia entre un heroico gudari que pone coches bomba junto al Corte Inglés y un cobarde rastrero palestina que con unas granadas y un Kalashnikov va a suicidarse vilmente a un puesto militar israelí, o hubiera alguna diferencia entre un kaleborroka hasta arriba de cerveza que quema un cajero automático y un niño palestino de ocho años que, descalzo, la emprende a pedradas contra soldados armados con fusiles de asalto y balas de verdad, entonces el ministro español, u otro ministro de Exteriores o representante europeo cualquiera, en vez de reírse tanto en plan qué simpático es el gordo este, cagüendiela con el Arielito, qué grasia y qué arte tiene el jodío judío, estaría serio como un ciprés a la hora de hacerse la dichosa foto. Estaría, digo yo, con cara digna y de mala hostia, para que quede bien claro que al animal que tiene al lado se la traen floja las mediaciones y está dispuesto a seguir, desde su posición de fuerza, machacando impunemente a quienes la cobardía internacional, la complicidad de Estados Unidos y las risitas blandas de ministros y mediadores, entrega a diario, maniatados, a sus opresores y verdugos. Y que éstos, con Piqué y sin Piqué, con Europa o sin ella, seguirán pasándose por el ojete todas y cada una de las resoluciones de Naciones Unidas.

Pero la verdad, no sé de qué me extraño. La risa del representante de la Unión Europea junto a Sharon me recuerda aquella otra risa que en circunstancias parecidas le salía a mi mediador favorito, Javier Solana, entonces también ministro de Exteriores español, y luego secretario general de la OTAN -no sé qué carajo será ahora mi primo, pero seguro que sigue siendo algo-, cuando se fotografiaba junto a Milosevic, Karadzic y sus generales chetniks, al principio de la guerra de Yugoslavia, con lo de Croacia y Bosnia y todo aquello de lo que ya casi nadie se acuerda. También entonces, mientras las tropas serbias saqueaban y asesinaban, y Sarajevo era un matadero, y los únicos que lo denunciaban eran los reporteros que allí trabajaban y morían, Javier Solana se rió un huevo y parte del otro estrechando la mano a todos aquellos cerdos carniceros. Y mientras sus correveidiles del Ministerio español de Asuntos Exteriores pedían a los responsables de TVE que presionaran a sus reporteros para que no entorpecieran el compadreo y fuesen objetivos y equidistantes entre las mujeres violadas y quienes les cortaban el cuello, el ministro Solana multiplicaba conferencias de prensa para decir, siempre con bonitos plurales, estamos en ello, tenemos perspectivas, llevamos la negociación por buen camino, tenemos que escuchar a las partes. Todo con mucho apretón de manos y mucho pasar la mano por el lomo y muchas fotos tronchándose de risa, ji, ji, en vez de poner los cojones de Europa sobre la mesa y parar los pies a todos aquellos psicópatas asesinos que, envalentonados, aún iban a seguir varios años metiendo las manos en el barreño de vísceras, hasta los codos. Así estuvo la miserable Europa, mareando la perdiz hasta que se desbordó el río de sangre y Estados Unidos tomó cartas en el asunto. Pero con lo de Israel y Palestina, y sobre todo después del 11 de septiembre y Afganistán y toda la parafernalia, Estados Unidos lo tiene clarísimo, y a Sharon y a quienes a lo votaron se los ve encantados de la vida: Osama Ben Laden es su milagro de Lourdes particular. Así que a la diplomacia europeo-española no le queda otra, como de costumbre, que llevar el botijo y reír los chistes cuando se hace fotos con los hijos de puta.

[Arturo Pérez-Reverte, El Semanal, 3 de Febrero de 2002]

Tenemos 7 comentarios para “Las carcajadas del ministro”

  1. vorador:

    Lo que de veras me parece increible, es que los israelies que tanto se quejan de haber sufrido una barbarie sin precedentes y la mayor masacre de toda la historia, aun desgraciadamente llevando toda la razon, van los pobres israelies y sorprendentemente se han convertido en los asesinos…..porque lo que unos llaman terroristas yo llamo victimas inocentes, a ver si se dan cuenta algun dia

  2. Gabriel Syme:

    ¿Víctimas inocentes? ¿No es esa una forma un tanto general -y por lo tanto, absurda- de argumentar? ¿Son los miembros de Hamas, por ejemplo, víctimas inocentes? ¿Todos ellos? ¿Y sus organizadores? ¿Y los que se niegan a negociar?

    Por el amor de Dios. Que el ala fuerte del sionismo no es un ángel, todos lo sabemos. Pero tildar a los israelíes, como haces, de «asesinos», me parece absurdo. Y hacerlo sin tener en cuenta la situación que se debe vivir allá día a día, más todavía.

    Un poco de sentido común, hombre. A ver si nos damos cuenta algún día.

  3. vorador:

    hombre no hay regla sin excepcion, pero vaya que tenga que haber niños de ocho años tirandole piedras a los tanques porque lo han expulsado a él y a su familia, o que un padre tenga que ver a su hijo morir en sus brazos porque solo se encontro accidentalmente delante de un tiroteo de los soldados israelis, o que unos niños palestinos armados con unas peligrosas ramas de arbol tengan que ser tiroteados por francotiradores israelies……..mucho sentido comun no veo

  4. Gabriel Syme:

    Claro, hombre. Pero en cambio, que una pareja de jóvenes judíos no pueda salir una noche, a tomar una cerveza en la terraza de un bar de moda en Tel-Aviv, sin correr el riesgo de saltar por los aires, tiene todo el sentido común del mundo. O que un chaval que coja un autobús acabe decorando con sus visceras la calle por la que pasaba, junto con el resto de sus desgraciados compañeros de viaje, por culpa de un jodido loco, que no tiene problema alguno en segar la vida de gente inocente, también desborda sentido común. Ah, no… que los que cometen tales barbaridades, «luchan por la libertad de Palestina».

    Qué fácil es hablar desde el sillón de casa, viendo lo que pasa a través de la prensa en internet, ¿eh?

  5. vorador:

    Pues si que llevas razón si, y yo no te la quito, solo digo que gente como nuestro amigo sharon, la considero culpable de que siga esta matanza tanto de israelies como de palestinos, pq es verdad que ambos pueblos tienen derecho a vivir, pero si el ejercito que manda sharon a proteger a su pueblo israeli destroza la vida de muchos inocentes palestinos, esos inocentes son el caldo de cultivo de las organizaciones terroristas y mientras eso continue habra mas terroristas y mas violencia y los soldados israelies continuaran tambien.

    A parte de que sea comodo o no lo sea, lo importante es estar informado no crees?

  6. Gabriel Syme:

    ¿Gente como Sharon? El conflicto armado lleva desarrollándose desde hace casi 60 años, así que no es culpa simplemente «de la gente como Sharon». También tendrán que ver, digo yo, organizaciones como las que ya he mencionado: Hamas -cuyo objetivo es, desde un comienzo, la «conquista del estado de Israel»- , las brigadas de mártires de Al-Aqsa – que llevan años atacando incluso a palestinos oponentes de Fatah-, la Jihad Islámica, y todos sus amigos que tanto respetan la vida, la dignidad, y, al fin y al cabo, los derechos humanos.

    Básicamente, sería como culpar ahora a Occidente de todos los males que han llevado a cantidades ingentes de musulmanes a acercarse cada vez más al integrismo, y terminar volándose por los aires en Casablanca, Kenia, Nueva York, Londres, Madrid, Egipto, Turquía… venga ya, hombre.

    ¿Que la causa palestina es justa? Eso ya depende de cada uno. ¿Que parte de la culpa de todo lo que ocurre es de Sharon & cia? Es bastante probable. ¿Que los palestinos no tienen otra parte considerable de culpa? Yo diría que sí.

    ¿Informarse, dices? Oh, sí, claro. Está bien informarse, conociendo hechos y números. Ahora bien, si uno no trata de sumergirse en la situación vivida en cada lugar, y del proceso histórico que ha llevado a esa situación, de poco sirve esa información. Porque, leyendo sólo titulares de prensa, un «88 muertos en Egipto», equivale a un «El Real Madrid pierde 3-0 en su gira asiática»

  7. Martin R.:

    Ni doy ni quito la razón a ambos. No estoy de acuerdo en que todo se divida en buenos o malos, pero deberíamos ver que el terrorismo es una secuela lógica – cuidado, no lo justifico, eh? (el cáncer es también una secuela lógica del tabaquismo,)- de un determinado tipo de conductas y políticas nefastas y por lo tanto debemos afrontarlo como tal.
    Que si los Israelíes están sufriendo el terrorismo islámico no es en calidad de espectador neutral.Que si mueren inocentes, la verdad no sé que diferencia hay entre un loco con una bomba en la cintura y otro pilotando un F-18 y disparando a una ambulancia…
    Occidente tiene parte de culpa en todo este proceso, unas veces activamente y otras por mera omisión. De todas formas Palestina seguirá siendo ese hervidero mientras exista uno de los dos contendientes… ¿La solución? Un estado laico en Israel?…Una Palestina integrada en él… quien lo sabe… la madeja ya está muy liada.

Powered by WordPress