Hijos de Eva

12/1/2005

Muerte y destrucción

Filed under: — Quintanar @ 5:53 pm

Esas dos palabras suelen ir unidas en los artículos periodísticos, sensacionalistas o no. Estos días vienen aparejadas en casi todos los telediarios para anunciar los próximos «videos de primera» sobre la catástrofe del sudeste asiático. La ola de «muerte y destrucción» se emite sin cesar cada vez más espectacular, grabada por cámaras caseras.

Videoaficionados del mundo convertidos en corresponsales ocasionales (CO) para audiencias «aficionadas», que no protestan lo suficiente. Verán esas imágenes a la hora de comer y dentro de un año en «Impacto TV» junto a toros descontrolados y bebés que se caen de culo al caminar hacia la cámara de sus papás.

Lo que no verán fácilmente son las imágenes de Faluya tomadas por satélite. Las del sudeste asiático han aparecido incluso en las revistas de peluquería, en plan «antes y después del tsunami», «vea y busque las ocho diferencias». Es un esquema resultón y bien conocido, en el anuncio de al lado lo utilizan para hablar de la celulitis. Sirve para transformar la piel de naranja en dulce mandarina tras 10 aplicaciones.

La imagen que aquí aparece de Faluya se publica en la web de la Federación de Científicos Americanos. La verdad es que no se ve demasiado clara, pero se intuye mucho.

Paralelamente, la palabra «tsunami» sirve para titular cualquier cosa, desde los textos sobre el Plan Ibarretxe hasta la potencia de un futbolista interplanetario.

[Extraído de la Bitácora de Magda Bandera]

Comments are closed.

Powered by WordPress