Hijos de Eva

6/8/2005

Nos preocupa la infancia

Filed under: — Quintanar @ 8:25 pm

Fecha de la imagen: 3 de octubre de 2004

Los niños que permanecen en cuclillas, con las manos atadas a la espalda y los ojos vendados, son iraquíes malos. Los adultos de las pistolas y el rostro cubierto con pasamontañas son los buenos. Si les quitáramos el pasamontañas, veríamos las caras de Bush, o de Blair. La de Zapatero, no, porque Zapatero retiró vergonzosamente nuestras tropas de Irak al día siguiente de llegar a La Moncloa. De ahí que haya sólo dos vigilantes, en lugar de tres, que sería lo suyo si comparamos el número de buenos de esta foto con el de las Azores. Una vez más, hemos perdido el tren de la historia. Si esta imagen se publicara en el futuro en los libros de texto, nadie podría decir que el tercero de los policías buenos representaba a España porque el tercero no está: renunció incomprensiblemente a la gloria de mantener a raya a un crío de 10 años.

Se ha hablado mucho de las torturas de Abu Grahib. Las fotografías obtenidas en aquella prisión han dado la vuelta al mundo en un intento de desprestigiar a las fuerzas ocupantes. ¿Por qué no se ha dado la misma difusión a ésta, donde se ve, primero, que sólo detenemos a gente objetivamente peligrosa, y, segundo, que la tratamos con una corrección exquisita? Nadie nos habría impedido violar a los niños de la foto. Por Dios, son terroristas árabes. No tienen padres que los reclamen, ni carné de identidad, ni derechos. Podríamos haberlos convertido en carne picada sin dar explicaciones a nadie. En lugar de eso, de violarlos como a los de Abu Grahib, que es lo que nos pedía (lógicamente) el cuerpo, les hemos infligido un trato humanitario que están muy lejos de merecer. Pero eso es precisamente lo que nos diferencia de los malos: la educación, la cultura, las buenas maneras y la preocupación por la infancia.

Los prisioneros que sacan los malos en sus fotografías y vídeos son siempre adultos. ¿Por qué? ¿Por respeto a la infancia? ¿Para no herir la sensibilidad de sus padres? ¿Por miedo a ser denunciados ante el Defensor del Menor? ¿Porque ellos, al contrario que nosotros, no secuestran niños? Nada de eso. Si no los sacan es porque les da vergüenza mostrar la situación en la que los tienen. Nosotros, en cambio, podemos presumir de llevarlos bien peinados y limpios. Es cierto que algunos, como el del primer plano, van descalzos, pero eso seguramente forma parte de su cultura. Son árabes, gente descuidada, miserable, ruin, gente descalza.

Por lo demás, la postura no mata ni deja señales. La ensayamos en Guantánamo con excelentes resultados. Si obligas a permanecer al enemigo con las manos atadas a la espalda y el cuerpo doblado de manera que las nalgas se acerquen al suelo sin tocarlo, llega un momento en el que pierde la dignidad y obtienes de él todo lo que quieras sin necesidad de aplicarle la picana, que ahora está muy mal vista. Pero si además le vendas los ojos y le obligas a caminar en esa postura, sin ver nada de nada, al poco se pone a cacarear como una gallina y te mueres de la risa. Lo llamamos privación sensorial. Pero lo importante es que Irak, como demuestra esta imagen, está al final pacificado, y los malos, detenidos.

[Juan José Millás, El País, 2 de Agosto de 2005.
Ver cómo se publicó (PDF, 502 KB) en el diario]

Comments are closed.

Powered by WordPress