Hijos de Eva

18/7/2005

Galileo

Filed under: — Quintanar @ 7:38 pm

Imagen artística del Orbitador Galileo al final de su misión en la entrada sobre la atmósfera de Júpiter.

La Galileo fue una misión de la agencia espacial NASA al planeta Júpiter, lanzada el 18 de octubre de 1989. Contribuyó sustancialmente a nuestro conocimiento del planeta Júpiter y su sistema de anillos y lunas. En particular, las estructuras observadas en la superficie helada de Europa sugieren la existencia de un océano subterráneo de agua líquida.

La sonda penetró en la atmósfera de Júpiter el 7 de diciembre de 1995, sumergiéndose unos 200 kilómetros en el interior de la atmósfera y transmitiendo importantes datos sobre la composición química y actividad meteorológica del planeta, hasta ser destruída por las altas presiones y temperaturas. El orbitador permaneció operativo, recopilando datos científicos de la atmósfera de Júpiter, así como del campo magnético, sistema de anillos y de los principales satélites como Ío y Europa, hasta el fin de la misión en 2003. Entre los principales descubrimientos científicos de la misión se encuentra el océano subterráneo de Europa.

La sonda Galileo constituyó la primera navegación in situ de la atmósfera de un planeta gigante. Entre los resultados más destacados obtenidos se encontró que la atmósfera joviana contenía una proporción mayor de elementos pesados como carbono, nitrógeno, neón y otros. Este resultado parecía contradecir la mayoría de modelos de formación del planeta que predecían una proporción de estos elementos parecida a la del Sol. El enriquecimiento en elementos pesados obligó a revisar estos modelos en profundidad. Por otro lado la sonda fue incapaz de encontrar una alta proporción de oxígeno (en forma de vapor de agua en la atmósfera joviana). Al parecer la sonda penetró en una región particularmente activa meteorológicamente que pudo falsear los resultados globales de las medidas de volátiles, sustancias como el agua que pueden condensar y formar nubes en la atmósfera de Júpiter.

La sonda pesaba unos 320 kilogramos y medía aproximadamente 1.3 metros. Estaba protegida por un escudo térmico capaz de soportar las altas temperaturas producidas en la entrada en la atmósfera superior de Júpiter a velocidades de 48 km/s, cercanas a la velocidad de escape. Tras la fase inicial de frenado aerodinámico la sonda expulsó el escudo térmico y prosiguió su descenso frenada por un paracaídas. Se enviaron datos durante aproximadamente unos 50 minutos a lo largo de un descenso de más de 150 km. Finalmente a presiones en torno a 22 bar se perdió la comunicación con la sonda. Ésta fue previsiblemente destruída por las altas presiones y temperaturas de la atmósfera más profunda.

– Instrumentos y carga científica:

– Sistema de detección de polvo (Dust Detector Subsystem, DDS). Detector de partículas de polvo. Estudios del ambiente poco denso de la magnetosfera.
– Detector de partículas energéticas (Energetic Particles Detector ,EPD). Detector de iones y partículas de alta energía también para el estudio de la magnetosfera joviana.
– Espectrómetro ultravioleta (Ultraviolet Spectrometer / Extreme Ultraviolet Spectrometer, UVS/EUV). Análisis espectral de la atmósfera de Júpiter.
– Contador de iónes pesados (Heavy Ion Counter, HIC). Destinado a captar y estudiar rayos cósmicos y otras partículas de alta energía.
– Magnetómetro (MAG). Medidas del campo magnético de Júpiter.
– Espectrómetro en el infrarrojo cercano (Near-Infrared Mapping Spectrometer, NIMS).
– Subsistema de plasma (PLS).
– Fotopolarímetro radiométrico (Photopolarimeter-Radiometer, PPR).
– Sistema de medida del plasma (Plasma Wave Subsystem, PWS).
– Cámara principal: Solid State Imager (SSI). Un dispositivo CCD de 800×800 pixeles capaz de obtener imágenes de alta resolución en el rango visible del espectro de 0.4 a 1.1 micras.

– Problemas técnicos de la misión:

Fallo de la antena principal: la antena principal no consiguió desplegarse por un problema de congelación del lubricante del mecanismo de apertura. La misión tuvo que hacer uso de una antena secundaria limitando considerablemente su capacidad de enviar datos y reduciendo extensamente el número de observaciones que se pudieron realizar.
Fallo de la cinta de almacenaje de datos: Galileo contaba con una cinta magnética de almacenaje de datos de 109 Megabytes. En ella se almacenaban los resultados de las observaciones para su posterior envío a la Tierra. Al fallar la antena principal este sistema se volvío vital para el éxito de la misión. La cinta falló en diferentes ocasiones tuviéndose que sacrificarse parte de los datos en algunas observaciones y cierta capacidad de la cinta.

– Trayectoria y calendario de la misión:

– Lanzamiento: 18 de octubre de 1989.
– Sobrevuelo de Venus: 10 de febrero de 1990. Distancia: 16000 kilómetros.
– Primer sobrevuelo de la Tierra: 8 de octubre de 1990. Distancia: 960 kilómetros.
– Sobrevuelo del asteroide Gaspra, 29 de octubre de 1991.
– Segundo sobrevuelo de la Tierra: 8 de diciembre de 1992. Distancia: 305 km.
– Sobrevuelo del asteroide Ida, 28 de marzo de 1993. Distancia: 2400 km. Este sobrevuelo descubre Dactyl, un satélite natural de Ida, el primer satélite de un asteroide descubierto.
– Impacto del cometa Shomaker-Levy 9 en Júpiter. Observaciones desde el espacio entre el 16 y el 22 de julio de 1994.
– La sonda Galileo se separa del orbitador el 13 de julio de 1995. La sonda penetra en la atmósfera de Júpiter el 7 de diciembre de ese mismo año.
– Comienzo de la misión orbital, 11 órbitas elípticas destinadas a acercarse a satélites específicos y al planeta.
– Final de la misión inicial. 7 de diciembre de 1997. Dado el considerable éxito de la misión en el estudio de los satélites jovianos, se decide extender la misión otros dos años y llamar a esta fase Galileo Europa Mission (GEM).
– La misión se prologa una vez hasta el 2001 para coincidir con la misión Cassini/Huygens.
– Diciembre del 2000. Observaciones conjuntas por Galileo y Cassini/Huygens.
– Ante el temor de que el orbitador pudiera caer en un futuro lejano sobre el satélite galileano Europa se decide hacer colisionar la nave con el planeta Júpiter. El 21 de septiembre de 2003 la misión Galileo finaliza sumergiéndose en la inmensa atmósfera de Júpiter.

[De Wikipedia, la enciclopedia libre]

Tenemos un comentario para “Galileo”

  1. Rohleder:

    De hecho, se estaba jugando con la posibilidad de que hubiera vida en el océano de Europa. Llegada a cierta profundidad, podría encontrarse agua lo suficientemente caliente (no calentada por el sol, sino por la actividad geotérmica de dicha luna) como para que, si no formas de vida superiores, pudieran vivir bacterias (probablemente anaerobias), que se alimentaran de las sustancias químicas expulsadas por la ya mentada actividad geotérmica. Es interesante…

16/7/2005

Rosetta

Filed under: — Quintanar @ 10:41 pm

http://es.wikipedia.org/wiki/Rosetta_%28sonda_interplanetaria%29

Comments are closed.

Powered by WordPress