Hijos de Eva

23/8/2005

Serguéi Eisenstein

Filed under: — Quintanar @ 11:44 pm

Serguéi Eisenstein

Serguéi Mijaílovich Eisenstein (Riga, Rusia, 23 de enero de 189811 de febrero de 1948). Director de teatro que comenzó a experimentar con el cine, gracias al cual tuvo grandes reconocimientos a la vez que problemas políticos.

Eisenstein fue un pionero en el uso de la edición en el cine. Para él la edición no era un simple método utilizado para enlazar escenas, sino un medio capaz de manipular las emociones de su audiencia. Luego de una larga investigación en el tema, Eisenstein desarrolló lo que llamaría montaje. Sus publicaciones al respecto serían luego de gran influencia para varios directores de Hollywood.

Eisenstein no utilizaba actores profesionales para sus películas. Sus narrativas evitaban el individualismo y en cambio eran dirigidas a cuestiones más amplias de la sociedad, especialmente a conflictos de clases. Sus actores eran por lo usual personas sin entrenamiento en campo dramático tomadas de ámbitos sociales adecuados para cada papel.

Su principal mensaje político se basó en la organización, la participación y la lucha:

“Únanse, griten y peleen, que en cada una y uno de vosotros existe el poder de sus actos, vivan conscientes del poder que hace la unión”.

Sus ideales comunistas lo condujeron en varias ocasiones a conflictos con oficiales del régimen de Iósif Stalin. Stalin era consciente del poder del cine como medio de propaganda, y consideró a Eisenstein como una figura controvertida. Su popularidad se profundizó más tarde con el éxito de sus películas, entre ellas El Acorazado Potemkin (1925).

Entre 1930 y 1932 visitó México, donde intentó producir una nueva película titulada ¡Que viva México!, pero debió regresar a la Unión Soviética por orden de Stalin antes de poder concluir el film. La producción fue dejada en manos del novelista estadounidense Upton Sinclair, quien estrenaría el resultado en 1933 bajo un título modificado: Thunder over Mexico (Trueno sobre México).

Las siguientes dos películas de Eisenstein serían censuradas por cuestiones políticas, y se asignó un supervisor oficial para vigilar a Eisenstein durante el rodaje de Alexander Nevsky.

Su película Iván el Terrible, en la que presentaba a Iván IV de Rusia como un héroe nacional, ganó la aprobación de Stalin junto con un Premio Stalin, pero su secuela, la segunda parte, no fue aprobada por el gobierno. El trabajo existente de la película fue confiscado y destruído en su mayor parte, sobreviviendo solamente una pequeña parte del trabajo original.

Eisenstein sufrió una terrible hemorragia y murió a los 50 años de edad. Una leyenda sin confirmar del mundo de la cinematografía afirma que científicos rusos preservaron el cerebro del cineasta, el cual era supuestamente más grande que un cerebro humano común.

[De Wikipedia, la enciclopedia libre]

Tenemos un comentario para “Serguéi Eisenstein”

  1. DraXus:

    mmm.. no será este el del “criterio de Eisenstein” de los polinomios???

    Saludos 🙂

Powered by WordPress