Hijos de Eva

23/7/2005

Un campo de batalla absurdo

Filed under: — Quintanar @ 10:03 am

Un helicóptero paquistaní sobrevuela la zona de Siachen en mayo de 2003. Foto: AP.

Está considerado como el campo de batalla más alto del mundo. En cierto modo, es un ejemplo del absurdo al que puede llegar la guerra. Desde 1984, India y Pakistán cuentan con tropas en esta cordillera para mantener su reivindicación sobre el glaciar de Siachen, a más de 6.000 metros de altura. Con unos 75 kilómetros de longitud, es el glaciar más largo del mundo fuera de las zonas polares.

No hay combates desde el alto el fuego declarado en noviembre de 2003. Y sin embargo, los soldados de ambos lados siguen muriendo. Por el frío. En invierno las temperaturas llegan a los 40 o 50 grados bajo cero. En verano las condiciones son más agradables: el mercurio sube hasta los diez grados bajo cero.

Para cualquier ser humano, sobrevivir es un reto excepcional. Tan sólo respirar se convierte en un esfuerzo tremendo.

Los soldados mueren por el frío extremo, por trabajar en un medio ambiente en el que escasea el oxígeno, por desaparecer en las grietas del glaciar durante las patrullas a pie, o por avalanchas de nieve.

2.500 soldados indios y 1.500 paquistaníes han muerto en los últimos 20 años. Los que han fallecido en los enfrentamientos armados son una minoría. A fin de cuentas, hasta los disparos de artillería son imprecisos por las especiales caraterísticas del aire.

India se gasta cerca de un millón de dólares diarios en mantener y abastecer a sus tropas. Los suministros se reciben por vía aérea en unos helicópteros diseñados específicamente para volar en estas condiciones extremas.

Alguien se olvidó de trazar una frontera definida en esa zona entre los dos países. La importancia estratégica de la zona es dudosa, según algunos expertos, pero los mandos militares indios y paquistaníes nunca admitirán que han estado décadas sacrificando la vida de sus soldados por una simple cuestión de honor nacional.

En unos días, los Gobiernos de India y Pakistán reanudan sus conversaciones para poner fin al estado de guerra que mantienen desde hace décadas en la disputa sobre Cachemira. Quizá no avancen mucho en relación a un conflicto casi intratable, pero al menos es posible que entren en razón sobre el glaciar de Siachen. No tiene mucho sentido arriesgar la vida de tantos soldados por un lugar en el que el ser humano no puede vivir.

[Extraído de Guerra Eterna]

Comments are closed.

Powered by WordPress